«Japón es un colaborador estable en ciencia, pero hay que cuidarlo»

27 abril 2022

20 años, 20 voces: Carmen Vela, bioquímica y exsecretaria de Estado de I+D+I.

En el 20º aniversario de la Fundación Consejo España Japón, lanzamos «20 años, 20 voces», una serie de entrevistas con la que trazamos una mirada hacia el pasado y hacia el futuro de las relaciones entre España y Japón. 

Política, economía, empresa, ciencia, tecnología, cultura o deporte: abordamos todas las dimensiones de nuestra relación bilateral a través de personas que juegan un papel destacado en la misma.

Carmen Vela es bioquímica, investigadora y empresaria. Entre 2012 y 2018 fue secretaria de Estado de I+D+I. En este periodo, recibió la Estrella de Oro y Plata de la Orden del Sol Naciente, el segundo título más importante que concede Japón, por su contribución a los intercambios científicos y tecnológicos entre nuestros dos países.

Actualmente, es directora de Proyectos Colaborativos en Eurofins Technologies – INGENASA. Con amplia experiencia tanto en el sector público como en el privado, está convencida de que la colaboración entre ambos es indispensable para que los avances científicos repercutan en la sociedad. También cree que los intercambios científicos entre España y Japón tienen un gran futuro por delante.

La Orden del Sol Naciente

Pregunta: Durante su periodo al frente de la Secretaría de Estado de I+D+I recibió la Orden del Sol Naciente por su contribución al desarrollo de las relaciones científico-tecnológicas entre España y Japón. ¿Cómo recuerda ese momento?

Respuesta: Lo recuerdo muy bien. En primer lugar, con una gran sorpresa. Yo no estaba acostumbrada a recibir condecoraciones en mi vida civil, aunque es verdad que ya me habían concedido la Legión Francesa, que también me había sorprendido.

Sentí mucha emoción y gratitud al recibir esta conmemoración de Japón. Mi experiencia con este país es de las mejores que he tenido, por lo continuada y lo eficiente; aprendí a respetar tanto la profesionalidad y el y muy buen hacer de mis colegas japoneses. Verme reconocida por ellos resulto muy, muy gratificante.

“Mi experiencia con Japón es de las mejores que he tenido, por lo continuada y lo eficiente.”

Carmen Vela, exsecretaria de Estado de I+D+I

La ceremonia en la Embajada fue estupenda. Me ofrecieron ir en noviembre a Japón a que me entregara la Orden el Emperador, pero por motivos de agenda no pude. Recogí el diploma y, dados mis conocimientos de japonés, lo puse del revés. Tuvo que venir el embajador a decírmelo (risas). Es una condecoración que llevé con sumo orgullo en la visita que después hice a Japón con los Reyes.

Carmen Vela recibió en 2017 la Orden del Sol Naciente

Sectores de colaboración

Pregunta: Hablando de esta colaboración en los terrenos científico y tecnológico ¿Qué sectores cree que fueron especialmente fructíferos para la cooperación en ese período (2012-2018)?

Respuesta: Fueron 6 años, 5 meses y 18 días de trabajo y de gran colaboración con Japón. Había sectores en los que ya se trabajaba, pero es verdad que seguimos impulsando esta colaboración.

Un sector muy importante es el de la astrofísica, fundamentalmente a través del Instituto de Astrofísica de Canarias. Es un proyecto que culminó con la instalación de telescopios en Canarias y tuve la oportunidad de asistir a su inauguración. La colaboración era muy buena y el mérito fue de los astrofísicos japoneses y de los españoles, con el director del IAC , Rafael Rebolo, a la cabeza. Trabajaron muchísimo.

Otra área es la de la fusión nuclear: ya se mantenía una muy buena colaboración con el CIEMAT y con empresas españolas que estaban participando en la construcción del Tokamak JT-60SA. Tuve la oportunidad de visitar un par de veces Naka, e incluso estuve dentro del reactor nuclear. Recuerdo muy bien el reconocimiento a la participación española. La base del criostato la había hecho Asturfeito, en Avilés; la habían mandado por piezas. Cuando la ensamblaron, no había desviaciones ni de medio milímetro. Un orgullo.

Abrimos un nuevo sector, que es el de la salud. En Japón acababan de crear una Agencia Especial de Salud, que no existía, equivalente a nuestro Instituto de Salud Carlos III. Trabajamos con ellos compartiendo detalles de nuestras convocatorias y en otras líneas de colaboración. Había una buenísima sintonía con el director de la agencia, el doctor Suematsu, que nos visitó en un par de ocasiones.

“Con Japón había ya un conjunto de programas en rodaje que creo que impulsamos.”

Carmen Vela, exsecretaria de Estado de I+D+I

También se han realizado colaboraciones con el Instituto Español de Oceanografía, sobre la cría en cautividad de pulpo y otras especies. Algunas universidades nos acompañaron en nuestras actividades, como la de Salamanca, con una gran tradición en sus relaciones con Japón.

En definitiva, había un conjunto de programas ya en rodaje que creo que impulsamos. Sin duda, Japón fue el país que más visité. Fue muy importante el soporte de la Embajada: todos los embajadores que yo conocí veían la ciencia y la tecnología como pilares de la relación. Nos ayudaron muchísimo con todo. En esta época también se constituyó la Asociación de Investigadores Españoles en Japón. Y tuvimos una gran receptividad por parte japonesa, que vio que íbamos  con un verdadero interés en colaborar. Eso se reconoció.

Realmente, se hizo un “paquete” muy interesante. Viajábamos no sin esfuerzo, porque a veces íbamos para estancias de dos días, pero se mantuvo una relación muy buena y espero que eso continúe. La investigación e innovación japonesas son excelentes y ellos son un socio muy fiable.

Pregunta: Y mirando al futuro, ¿por dónde cree que transitará la cooperación bilateral en ciencia y tecnología a medio plazo?

Respuesta: Yo creo que los sectores que he mencionado son extremadamente interesantes y que España tiene mucho que decir en ellos. Con que los atendiéramos ya sería positivo.

“Con Japón tienes un colaborador estable para siempre, pero hay que cuidarlo con atención y presencia”

Carmen Vela, exsecretaria de Estado de I+D+I

El tema del envejecimiento y la fragilidad por la edad es interesante y tenemos muchos puntos en común. Los temas de acuicultura, con la experiencia del Instituto Español de Oceanografía y la de Japón como isla; las relaciones entre universidades… es algo que hay que mantener.

El trabajo que se hizo no se empezó desde cero, pero hay que mantenerlo. Japón demanda atención continuada por su manera de ser y de pensar. Tienes un colaborador estable para siempre, pero hay que cuidarlo con atención y presencia.

La investigación en salud

Pregunta: Un reto que ambas sociedades comparten, y que usted conoce bien por su perfil profesional, muy vinculado a la investigación en salud, es el del envejecimiento. ¿Cómo cree que abordarán España y Japón esta cuestión en los próximos años? ¿Cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías en el campo de la salud?

Respuesta: Creo que es uno de los entornos científicos en los que España puede aportar mucho. Desde hace años existe en el Instituto Carlos III una agrupación sobre fragilidad y envejecimiento desde una perspectiva integrada. Siempre hablamos de que en sanidad hay que poner al paciente en el centro y girar alrededor de él, en todas las áreas, pero particularmente tanto en temas de enfermedades raras como en envejecimiento.

Hay una parte en la que la tecnología tiene un gran papel y se están haciendo cosas relevantes en este área. Me refiero al concepto de living labs, en los que una persona puede estar en su casa y, a través de un sistema informático, estar en contacto con familiares, con su médico, con un entorno que la pueda apoyar y facilitar la movilidad. Creo que ya tenemos los mimbres necesarios, que se está trabajando mucho y bien, incluso desde la generación de conocimiento, como por ejemplo es el caso de la doctora María Blasco, especialista en temas de telómeros/telomerasas que tienen impacto en el envejecimiento.

“La cuestión del envejecimiento es muy transferible y comunicable con Japón.”

Carmen Vela, exsecretaria de Estado de I+D+I

Tenemos un buen sistema en España, pero hay que trasladarlo más a la clínica y que lo vea más la sociedad. Todo esto es muy transferible y comunicable con Japón. Ellos tienen un gran respeto por los ancianos, es un entorno que tiene un gran conocimiento tecnológico y tenemos muchos puntos de conexión.

De todos modos, en nuestro país se tiene cierta costumbre de que, igual que entras de repente en la Administración, sales y ya no hay más continuidad ni seguimiento. A lo mejor debe ser así, pero me sorprende un poco. La verdad es que ahora no sé exactamente cómo se está desarrollando esta colaboración, pero es una de las áreas donde podríamos hacerlo muy bien.

La colaboración público-privada

Pregunta: Usted ha estado tanto en el sector público como en el privado. Actualmente es directora de Proyectos Colaborativos en Eurofins Technologies – INGENASA. ¿Cómo valora el papel de la colaboración público-privada, entre administraciones y empresas, en la promoción de la ciencia y la tecnología?

Respuesta: Si me permites, voy a ser muy radical: sin colaboración no hay ciencia ni tecnología. Lo tengo tan claro que, cuando he estado en posición de promoverla, lo he intentado con determinación; aunque no tuve los años más fáciles de la economía española y muchas de las cosas que quisimos hacer se quedaron en el tintero, porque sin recursos es muy difícil innovar.

Yo creo que, sin la colaboración público-privada a todos los niveles, nos perdemos y no llegamos al final. Hay que generar conocimiento, por supuesto, y esto recae más en el sector público; no siempre, pero sí más. Sin embargo, si eso que se hace en el sector público no pasa a la siguiente fase, que es la de permear la sociedad, estamos perdiendo la capacidad de ser útiles.

“Sin colaboración público-privada no hay ciencia ni tecnología”

Carmen Vela, exsecretaria de Estado de I+D+I

Llevarlo a la sociedad no implica necesariamente una línea continua. Hay generación de conocimiento que nunca va a llegar a la sociedad pero que sirve de base para otras cosas. Hay áreas y temas  que se investigaron hace diez años, que se pensó que no servían y que después, con más conocimiento, se puede extrapolar un producto, un servicio o algo beneficioso para los ciudadanos.

Hay un ejemplo claro y obvio con la pandemia: vacunas de ARN mensajero había desde hace años y para diferentes patologías. Sin embargo, hasta que no ha habido una necesidad, una empresa que ha sido capaz de llevarlas a producción masiva en condiciones de calidad, una validación clínica siguiendo la normativa de los agentes reguladores que han facilitado las cosas… no hemos sido capaces de llevar al mercado estas vacunas. Una vez sumados todos estos ingredientes, han permitido el hito de tener vacunas asequibles en 9 meses. Esto es colaboración. Sin colaboración no hay nada, nos faltaría una parte para resolver los problemas de los ciudadanos, que es, a fin de cuentas, de lo que trata la ciencia y la tecnología.

Carmen Vela en el XVIII Foro España-Japón, en Shizuoka

El Foro España-Japón

Pregunta: Precisamente la innovación tecnológica fue uno de los grandes leit motiv del XVIII Foro España Japón, en Shizuoka, en el que usted participó. ¿Cómo recuerda aquel encuentro? ¿Cómo valora la celebración de estas plataformas bilaterales para promover los intercambios bilaterales?

Respuesta: Tengo un magnífico recuerdo, empezando con una mañana en la que pudimos fotografiarnos con el Monte Fuji de fondo. Hubo una sesión excelente en un sentido: yo suelo hablar de ciencia y tecnología, pero en aquella sesión se habló de eso y de ciencias sociales o de turismo; hubo espacio para muchos temas y para muchas y diferentes aproximaciones . Tuvimos una visión muy completa de posibles espacios de colaboración y de qué líneas podríamos trabajar. Recuerdo sesiones con el CDTI y con NEDO o la intervención del alcalde de Málaga para el siguiente Foro.

Tengo un gran recuerdo del Foro y de la ciudad, o al menos de lo poco que nos dio tiempo a ver. Luego pude volver con los Reyes, pero es que aquel día llovió con tal intensidad que creo que tuvimos toda la lluvia que podía caer en Japón (risas). Creo que el Foro fue una grandísima experiencia y espero que estas actividades puedan seguir haciéndose. La relación de la Secretaría de Estado con Japón es algo de lo que me siento particularmente contenta y orgullosa. Por mí y por todas las instituciones y personas que nos acompañaron.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Entrevista

«La relación académica con Japón es como un amor tardío: surgió con re...

15 junio 2022

10 min de lectura

20 años, 20 voces: Elena Barlés, profesora e investigadora

20 aniversario Fundación

20 aniversario Fundación

«La relación académica con Japón es como un amor tardío: surgió con retraso pero con intensidad»

20 años, 20 voces: Elena Barlés, profesora e investigadora

LEER MÁS

Entrevista

«En Japón, el origami está muy metido en su cultura»

31 mayo 2022

7 min de lectura

20 años, 20 voces: Jorge Pardo, director de la Escuela Museo de Origami de Zaragoza

20 aniversario Fundación

20 aniversario Fundación

«En Japón, el origami está muy metido en su cultura»

20 años, 20 voces: Jorge Pardo, director de la Escuela Museo de Origami de Zaragoza

LEER MÁS

Entrevista

«Japón es un mercado difícil, pero tiene ventajas indudables»

12 mayo 2022

7 min de lectura

20 años, 20 voces: David Yeregui Marcos, vicepresidente de la Cámara de Comercio de España en Japón...

20 aniversario Fundación

20 aniversario Fundación

«Japón es un mercado difícil, pero tiene ventajas indudables»

20 años, 20 voces: David Yeregui Marcos, vicepresidente de la Cámara de Comercio de España en Japón

LEER MÁS