«Invertir en Japón es invertir en todo el mundo oriental»

31 marzo 2022

20 años, 20 voces: Antonio Garrigues Walker, presidente de Honor de la Fundación Consejo España Japón

En el 20º aniversario de la Fundación Consejo España Japón, lanzamos «20 años, 20 voces», una serie de entrevistas con la que trazamos una mirada hacia el pasado y hacia el futuro de las relaciones entre España y Japón. 

Política, economía, empresa, ciencia, tecnología, cultura o deporte: abordamos todas las dimensiones de nuestra relación bilateral a través de personas que juegan un papel destacado en la misma.

Antonio Garrigues Walker es presidente de Honor de la Fundación Consejo España Japón. Fue el primer presidente de la Fundación, cargo que desempeñó hasta 2009, cuando lo sustituyó en el cargo Josep Piqué.

Presidente de honor de Garrigues, estuvo al frente del despacho de abogados entre 1961 y 2014. También preside la Fundación Garrigues y la Cátedra Garrigues de Derecho Global de la Universidad de Navarra.

Garrigues Walker es un reconocido jurista en el campo del derecho internacional. También es ponente habitual en conferencias y seminarios, y articulista sobre temas jurídicos, políticos y económicos en numerosos medios de comunicación y publicaciones.

Conversamos con él sobre las relaciones España-Japón, la importancia de las sociedades civiles en la construcción de los lazos bilaterales y sobre puntos de encuentro entre las culturas española y japonesa.

Dos décadas acercando España y Japón

Pregunta: La Fundación Consejo España Japón cumple en 2022 dos décadas trabajando para acercar nuestras dos sociedades. Usted jugó un papel protagonista en la puesta en marcha de la Fundación. ¿Cómo recuerda aquel momento y aquellos primeros años?

Respuesta: Fundamentalmente, la idea era que España, que tenía buenas relaciones con Europa, Estados Unidos y, sobre todo, Latinoamérica, se dio cuenta de que tenía que mirar a futuro y eso pasaba por contemplar a otros países. Hablo de India, China y, sobre todo, Japón, que sigue siendo la tercera economía del mundo y sigue teniendo una importancia política decisiva.

Por entonces, esta idea generó una cierta sorpresa, pero el argumento era tan fuerte que, poco a poco, se fue afianzando, en línea con lo que ya ocurría en otros países de Europa, y en un momento en el que empezaban a manifestarse algunas inversiones japonesas en España.

Pregunta: ¿Y cree que se ha consolidado la idea de que es importante apostar por Japón?

Respuesta: Invertir en Japón es invertir en todo el mundo oriental: tiene que ver con la comunicación con China, con India o con Filipinas. Es un mundo de una gran riqueza y que, además, tiene un especial cariño e interés por España. Las inversiones bilaterales han aumentado, y los empresarios españoles deben darse cuenta de la capacidad de crecimiento que tendrían en la zona, igual que han hecho otros países europeos.

“Invertir en Japón es invertir en todo el mundo oriental”

Antonio Garrigues Walker, presidente de Honor de la Fundación Consejo España Japón

Pregunta: Las Fundaciones Consejo se constituyeron para estrechar los lazos entre España y una serie de países considerados estratégicos desde la perspectiva de las sociedades civiles. ¿Cuál cree que debe ser el papel de las sociedades civiles en la promoción de las relaciones bilaterales, especialmente en unos tiempos tan convulsos como los que vivimos?

Respuesta: La sociedad civil es la ciudadanía organizada en instituciones. Las sociedades civiles funcionan bien, fundamentalmente, en países anglosajones, donde tienen fuerza real, acción y capacidad.

En España se debe promover esta noción, sin necesidad de pedir a los ciudadanos que tengan comportamientos heroicos o románticos. La idea de las Fundaciones Consejo responde a la visión de cómo estaba organizada la sociedad civil en países como Estados Unidos y traer a España este modelo. Es una idea que ha tenido impacto, y debemos seguir trabajando en su desarrollo.

Presentación de la Fundación Consejo España Japón, en el V Foro de Salamanca

Hay que seguir convenciendo a la gente, ya lo decía Kissinger, de lo positivo de una buena política exterior, más amplia, más eficaz; que haya una buena sinergia entre empresarios y el gobierno. En esto hemos mejorado en los últimos 20 años.

Los vínculos entre nuestras sociedades

Pregunta: Usted es un gran conocedor de Japón y un apasionado de la cultura japonesa. ¿Cuáles cree que son los principales vínculos que unen a España con Japón? ¿Por qué sigue teniendo sentido apostar hoy por esta relación bilateral?

Respuesta: Hace 20 años, usábamos los argumentos de que, para Japón, España podía ser un puente con Latinoamérica y con África. Poco a poco nos fuimos dando cuenta de que los japoneses no necesitaban puentes y que podían ir solos a estos sitios.

En cualquier caso, España era un país muy atractivo para ellos en todos los sentidos, empezando por el idioma, que tiene una importancia significativa. En el mundo actual, el inglés es la principal lengua franca, pero el español probablemente sería la segunda. Eso era y es un valor a tener en cuenta.

“La cultura es un campo en el que nos miramos con simpatía. Japón es un país culto.”

Antonio Garrigues Walker, presidente de Honor de la Fundación Consejo España Japón

La cultura sería otro motivo para mirarnos con simpatía. Principalmente porque en Japón hay una gran atracción por la cultura, en todos los sentidos. Japón es un país culto. Es verdad que es una cultura importada, en gran medida, de China, pero a la que los japoneses le han dado su impronta. Un ejemplo que se me ocurre es el del arte floral. La calidad estética e incluso ética de los japoneses con sus artes es algo maravilloso.

El papel de Japón en el siglo XXI

Pregunta: Estamos de lleno en el que muchos analistas creen que es el “siglo asiático”. ¿Cuál es el papel que jugará Japón en este realineamiento del centro de gravedad mundial?

Respuesta: En efecto, este va a ser el siglo asiático. Japón, a pesar de no tener el peso que va a acabar teniendo China, es uno de los países más importantes del mundo. Las relaciones sino-japonesas, a pesar de que han pasado por dificultades, en estos momentos son muy positivas. Si queremos hacer algo en el mundo asiático, una buena relación con Japón es un factor decisivo y político de gran importancia.

“Debemos intentar incrementar las relaciones en todos los sentidos, no sólo en la industria, el comercio o los servicios, sino también en los lazos culturales”

Antonio Garrigues Walker, presidente de la Fundación Consejo España Japón

Pregunta: ¿Por dónde deben transitar las relaciones bilaterales España-Japón en los próximos 20 años? ¿Cuáles cree que son los principales sectores de oportunidad?

Respuesta: Debemos intentar incrementar las relaciones en todos los sentidos, no sólo en la industria, el comercio o los servicios, sino también en los lazos culturales. Tenemos que plantearnos a quién corresponde la tarea de potenciar estas relaciones. En primer lugar, corresponde al gobierno, que debe estar preocupado por tener la mejor relación con el mundo asiático, y aquí Japón es un factor geopolítico básico. En segundo lugar, los empresarios deben estar en esta línea y aprovechar el potencial de Japón. Y, en tercer lugar, corresponde a las instituciones de la sociedad civil.

En este sentido, las visitas de alto nivel son vitales y funcionan como una palanca para fomentar las relaciones bilaterales y la colaboración con la sociedad civil.

Antonio Garrigues Walker, en el IX Foro España Japón, en 2006

El Foro España Japón

Pregunta: Cuéntenos alguna anécdota, algún recuerdo de Japón, de la Fundación o de los Foros España Japón.

Respuesta: Hace más de 20 años, fui a la primera charla que se daba en Japón sobre inversiones y sobre España como país receptor de inversión extranjera. Yo pensaba que sería, como en todos los sitios, una conferencia de unos 30 minutos, pero aquellos 30 minutos se convirtieron en 4 o 5 horas porque yo hablaba en inglés, me traducían al japonés, me contestaban en japonés y, finalmente, me traducían al español (risas). Los japoneses, siempre tan pacientes.

Por lo demás, mantengo allí muchos y buenos amigos que me permiten conocer, siempre que voy, un Japón nuevo. He ido unas 40 o 50 veces allí pero siempre quiero conocer cosas nuevas. Me llevaron a un restaurante en el que todo lo que se comía estaba vivo. Yo siempre les decía: quiero cosas nuevas, y se ve que no estaba preparado (risas).

Pregunta: Usted ha tenido una relación muy estrecha con todos los embajadores que han pasado por aquí.

Respuesta: Con todos. Han sido embajadores estupendos, en el sentido de que se han integrado muy bien en la cultura española. Todos ellos han hablado español, y qué duda cabe que el idioma ayuda mucho en esa integración.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Entrevista

«La relación académica con Japón es como un amor tardío: surgió con re...

15 junio 2022

10 min de lectura

20 años, 20 voces: Elena Barlés, profesora e investigadora

20 aniversario Fundación

20 aniversario Fundación

«La relación académica con Japón es como un amor tardío: surgió con retraso pero con intensidad»

20 años, 20 voces: Elena Barlés, profesora e investigadora

LEER MÁS

Entrevista

«En Japón, el origami está muy metido en su cultura»

31 mayo 2022

7 min de lectura

20 años, 20 voces: Jorge Pardo, director de la Escuela Museo de Origami de Zaragoza

20 aniversario Fundación

20 aniversario Fundación

«En Japón, el origami está muy metido en su cultura»

20 años, 20 voces: Jorge Pardo, director de la Escuela Museo de Origami de Zaragoza

LEER MÁS

Entrevista

«Japón es un mercado difícil, pero tiene ventajas indudables»

12 mayo 2022

7 min de lectura

20 años, 20 voces: David Yeregui Marcos, vicepresidente de la Cámara de Comercio de España en Japón...

20 aniversario Fundación

20 aniversario Fundación

«Japón es un mercado difícil, pero tiene ventajas indudables»

20 años, 20 voces: David Yeregui Marcos, vicepresidente de la Cámara de Comercio de España en Japón

LEER MÁS